Roncoy Verdugo

Compartir

Es abiertamente aceptado que de todos los pecados y crímenes concebibles el más deplorable y condenable es el acto de privarle de la vida a otro ser humano, en otras palabras, no hay falta más grave que el homicidio. Sin embargo, hay personajes que a lo largo de la historia han sido designados para realizar …

Compartir