El viejo se subió al taxi, pobrecito, porque supuso que lo llevaría a su casa y así retornaría a la muy segura e inconmovible rutina en la que se le pasaban los días en un sosiego asfixiante, donde la única actividad permitida era la elaboración de una miríada de manillas inútiles porque a él nunca …

12.4k