El encantamiento de las palabras


borges-y-el-poeta-alifano
Compartir

Alifano es un poeta que nunca dejará de cantar. Un joven y maduro poeta al que nuestra época debe prestar atención. Por su poesía pasa la transparencia de la leve lluvia de primavera. Universal y alado, permanente viajero de la noche y el silencio.

(Pablo Neruda)

En la Sociedad Argentina de Escritores, en un edificio muy distinguido de la zona de Recoleta, tuvo lugar la entrevista con Roberto Alifano, un hombre que vuelca su intimidad creadora ante impresiones fugitivas… Lleva tímida mirada, firmes convicciones. Pienso que además de relatar su vínculo con escritores destacados, nos ofrece su lenguaje, un placer estético para el lector…

Karolina Alarcón:
Poeta, narrador ensayista y periodista argentino. Usted nace en General Pintos, al oeste de la provincia de Buenos Aires. Cuéntenos: ¿Cómo fueron sus días allí?

Roberto Alifano:
Viví una breve parte de mi infancia en Pintos. A la edad de 4 años, partí junto con mi familia hacia Escobar. Cuando nos mudamos, la mencionada ciudad llevaba el nombre de Belén, que luego fue cambiada por la de Escobar; prefiero su nombre original, Belén… Tintinea en los oídos con dulce melodía.

Karolina Alarcón:
Sin duda, la melodía en las palabras es un elemento importante para la creación de la poesía armónica y bien escrita. ¿Cuáles fueron las primeras poesías que lo enamoraron y qué libro lo ha marcado?

Roberto Alifano:
La Divina Comedia es un libro que me ha dejado su impronta, y los primeros versos de amor que me llenaron el alma fueron los de Borges. Los conocí por medio de Harrant de Travi, quien fue muy amiga del Escritor.

Karolina Alarcón:
La literatura contiene varios estilos, entre ellos el periodístico, que si mal no recuerdo, Borges decía que: “el periodismo se parece peligrosamente a la literatura” ¿Qué estilo literario usted prefiere? (Risas)

Roberto Alifano:
Sí, sí, eso decía… El arte de la literatura es el “encantamiento de las palabras”. La forma más difícil es la prosa, la cual escojo. Hay personas que nacen con el don de la literatura. Este fue el caso de Borges, quien no había terminado el secundario y pronunció cursos sobre literatura en las universidades más importantes del mundo…

Karolina Alarcón:
Roberto tuvo amistad con dos grandes escritores de disímiles características: por un lado Jorge Luis Borges y por otro Pablo Neruda. ¿Cómo definiría los estilos literarios de cada uno?

Roberto Alifano:
Borges es un idealista metafísico. De la primera a la última obra sigue una coherencia, en otras palabras: fiel a su estilo. Neruda tiene un estilo más pasional, más romántico. Pero ambos eran poetas con temperamentos muy distintos; Borges era tímido, pero elocuente y sagaz; Neruda desinhibido y jovial… También fui muy amigo de Bioy Casares, quien me ayudó en la segunda temporada de la Revista Proa

Karolina Alarcón:
La revista Proa, fue fundada en 1922 por Borges. Usted es director de la revista desde 1988 y es quien la lleva adelante en su tercera temporada. ¿Cómo definiría a la revista?

Roberto Alifano:
Especificaría la revista llamándola de vanguardia, y tiene una periodicidad bimestral

Karolina Alarcón:
Usted tiene en su haber varios premios, como el que otorga el Círculo de Críticos de Arte de Chile, Pablo Neruda, por su trayectoria poética; Fundación Argentina, para la poesía entre otros. ¿Cómo se siente al recibir estos honores?

Roberto Alifano:
Feliz, muy contento… Mi relación con las letras es de toda la vida y los reconocimientos son una especie de caricias por mi trabajo.

Karolina Alarcón:
Actualmente, además de dirigir Proa, ¿en qué consiste su actividad literaria?

Roberto Alifano:
Estoy trabajando en una novela que esta casi terminada; sólo faltan algunos ajustes. Mi nuevo trabajo se asienta en las bases de la Divina Comedia. También estoy trabajando con mis cuadros y en breve realizaré una muestra.

Karolina Alarcón:
Su obra literaria es extensa ¿Qué libro le trajo más satisfacciones?

Roberto Alifano:
El humor de Borges es un relato de mis experiencias y viajes con Borges. Es uno de los libros que más me gusta, junto con mis poesías…

Karolina Alarcón:
Su trabajo con Borges consistió, entre otras cosas, en traducir a grandes escritores del mundo. ¿Nombraría alguna de las obras que tradujeron

Roberto Alifano:
Tradujimos las fábulas de Robert Louis Stevenson, la poesía de Herman Hesse, relatos de Lewis Carrol y otros autores de poesía y literatura fantástica.

Karolina Alarcón:
Como broche de esta nota, ¿cómo definiría la misión del arte y los artistas en nuestro complejo mundo?

Roberto Alifano:
La misión del artista, a través de la palabra, la música o el color, es encantar al mundo, volverlo por medio de la belleza hacia el bien y la verdad. Borges y Neruda estarían seguros de acuerdo en esto.

Mi amistad con Alifano es uno de los mejores hábitos de mi vida. Pero hay un Alifano poeta, un Alifano escritor. En estos tiempos en que los incoherentes esnobismo manchan la literatura de verborragia incontenible y pretenciosa, Alifano tiene el valor de proponer una lírica pura, donde la forma y el misterio son lo más original.
(Jorge Luis Borges)

Bajo este mismo cielo

Bajo este mismo cielo…
Se acumulan los días y las noches
y a la luz de la luna
el mar sigue royendo la montaña.
¿Adónde se va todo?

El paso destinado a ningún sitio
y este frívolo engaño
que inocentes culpables aceptamos
con ojos de vergüenza.

Despojando las horas,
oculto tras el vértigo, implacable,
voraz y despiadado,
todo el tiempo desliza presuroso
su ejército invencible.

Cuánta pobre apariencia,
sucesiones de falsa pedrería, de vida sin mañana,
tan impensadamente sediciosa.

Implacable el instante se aproxima,
arrastrando borrascas,
incesante en nosotros pasa el río,
y en breve transcurrir
la única certeza nos reclama.

Alífano, Roberto. (2004). Alifano Poesías. Buenos Aires: Ediciones Margus

Compartir
Previous Monotonía
Next Posesiones