El oficio de deprimirse


Compartir

Contrario a lo que muchos piensan,

Deprimirse en un trabajo arduo:

Levantarse en la madrugada,

Oír a la soledad respirar con su medio pulmón

Y hacerle terapia a la ausencia

El oficio de deprimirse ya no da para vivir,

Ya nadie lo aprecia,

Ahora todos somos expertos.

Compartir
Previous No te enamores de un poeta
Next Millares de cosas