En la hora en que el buey canta


Compartir

 pdf-icon (1)

En la hora en que el buey canta
En la hora en que las armas claman
Habrá de venir el Día, rompiendo el Silencio –impuesto.
Bebí del Leteo –por amor al nombre de todos los hombres
Y callé
Pensando que la vida sería más digna de mí… pero…
Pensando que la muerte sería una forma de vivir. (Pero)
Y callé por voluntad propia, y callé porque hay en mí un instinto que quiere que silencie mi ira mi amor mi temor mi verdad mi mentira mi noche mi ocaso mi falsedad mi nada
Los gobiernos te callan. Hace poco me había convertido en un gobierno para mí mismo.
¿Y qué pasó? Cayeron estrellas, el cielo se derrumbó sobre mí
Maté toda esperanza, temí ser piadoso, mandé al exilio toda mi fe
Quedo el amor
Pero él solicitó silencio de mi parte –prudencia lo llamó
Y fui prudente. Y fui lo que quise ser Y fui lo que no quería ser
Luche conmigo mismo, con mi amor. Y así fue que hallé mi Angustia
Ese temor a ningún dios que me hace vivir
Y así fue que encontré mi Angustia
Ese camino nada recto que me hizo amar los paraísos de la tierra.

Compartir
Previous El secreto
Next Lamprea de cine