Fiestas De San Pedro


Compartir

I

Una silla soportando peso
con la esperanza de ver algo
y la pólvora
agitando la tranquilidad del cielo.
II
Hay niños que se lanzan y nadan
música a todo volumen,
ante tanta alegría y tanto desconsuelo,
trascurre el tiempo
en una ciudad
que ha visto emerger no sólo la fiesta;
piedra de río matizado
sol que ahoga con exuberante frescura
días bañados con sonora sonrisa
¡Ay si los vientos lograran realmente elevar un bambuco!
aquel que se conoce antes de nacer
donde la melodía y las letras
son el pan de cada vida, y
los guaduales, las Ceibas, la Gaitana
permiten la velada;
y tú que llevas tantos años
esperando el no sé qué de un abrazo
recibe este diván
verde y abrigador
como la playita donde juegan tejo los viejos.
III
Anoche se escuchó un alarido
los vecinos estaban ebrios
y diría la luna:
“pasó el desfile a las nueve de la mañana”.
IV
Aunque no estemos
la inocencia
fue
quien vislumbró
aquello que son las fiestas de San Pedro.

Compartir
Previous Más Allá Del Carnaval
Next Remolino del Canto