Las coloridas galaxias


Compartir

Descargar PDF

Las coloridas galaxias se alejan con un insólito deambular, éstas producen en el paisaje cósmico un solitario y frío universo, solo nuestro beso será fuente de cálido abrigo. Las voces de una antigua aldea hebrea, exclamaron a los vientos futuros: “la pálida luna arrojará un melancólico llanto de sangre, de antiguos ángeles guerreros, interrumpiendo la simpática danza de las mareas.” ¿Cómo desfilarán las encrespadas aguas azules? ¿Quién saludará las piedras costeras con espumeante cristal líquido? Será preciso solicitar el brillo de tus ojos, para que la cosmogonía no extrañe la hermosa y resplandeciente luna, y así, de manera sosegada, retorne la simpática danza de las mareas. El carruaje de Helios anuncia que abandonará la esfera de fuego que nos saluda con su caluroso rayo, con su rojizo atardecer, ¿Qué será de ti magnifica estrella? Pues los susurros de los dioses, pronostican, que te sumergirás en un escenario de oscura presentación. ¿Quién entregará luz y vida a las estrellas que decoran el firmamento? Solicitaremos tu resplandeciente alma, princesa mía, para iluminar con genial maestría, las estrellas que dibujan la fantasía en la noche azulina, que endulza a los nobles mortales.

¡Cómo te quiero!

Prolijo mi quehacer, inmenso mi destino, cuidar tu camino, entregarte mi querer.

¡Cómo te quiero!

Nuestro amor se deslizará por un bosque multicolor, tu silueta flotará entre doradas flores, tu figura danzará en aguas de bellos colores.

Mi amor por ti no permitirá, que jamás algún día, se desmorone tu fantasía, mágica princesa, dueña de mi alegría.

¡Cómo te quiero!

Entregaremos algunos de nuestros pasos al particular Dionisio, nos regocijaremos en sus suaves placeres, el vino nos embrollará en suaves amaneceres.

Literatura-Coloridas Galaxias (Versión PDF)

Compartir
Previous Ella no era de aquí
Next Una tarde con el maestro Noel Olaya