Murales alto de la Virgen. Pormenores


Compartir

Revista CONTESTARTE No 6

En medio de la transformación y el modernismo de la ciudad y con la llegada del nuevo sistema de transporte transmilenio y en especial para la localidad de Suba, que lo recibe con beneplácito, nos encontramos con obras de arte “olvidadas” y ubicadas en espacios públicos, murales y esculturas representativas del patrimonio cultural local y nacional.

Para seguir adelante con el presente y transitando por las vías del sistema transmilenio, nos ubicamos en el sector Cerro de Provenza “recortado” ahora conocido como el “alto de la virgen”, observamos el elevado puente de concreto y a lado y lado de las vías sobre los muros de contención, fijados seis murales que a veces pasan inadvertidos para  los viajeros de transmilenio y olvidados por sus autores vivos, por falta de recursos para su debido mantenimiento y recuperación.

Revista CONTESTARTE No 6

-En la escalera peatonal del puente se llevó a cabo la instalación “del barco”, realización de Jaime Rios  que hace parte del Mural “Encuentro de dos mundos”, y a la vez símbolo de una localidad acuática y navegable. No se sabe que paso con el ancla que se encontraba enterrada en el piso. Esta obra escultórica está para volver a izar las velas, con una inyección generosa de recursos.

En el mural “Encuentro de dos mundos” los autores Jorge Lopera, Wilson Portela y Joaquín Ruge, aplicaron la técnica de abuzardar el muro y relieves a escala. Dan un mensaje universal de la historia de la humanidad y en su momento de construcción y acabados fue noticia por los diferentes medios de comunicación. Hoy presenta un deterioro parcial por influencia del tiempo y marcado por “grafitis” ilegibles (por favor señores más respeto por las obras realizadas por otros autores y sus derechos). Se requiere de igual forma de buen corazón y manos llenas de recursos para su restauración.

Revista CONTESTARTE No 6

-El mural “América”,  localizado debajo del puente con su acabado de relieve rústico, tiene mensajes costumbristas, y mitos y leyendas   indoamericanos. Requiere de más atención en su restauración  porque durante la colocación de las vigas del puente de la virgen sufrieron deterioro varias piezas que deben ser reconstruidas en su totalidad. Los autores de esta obra fueron los artistas Jorge Lopera, Joaquín Ruge y Wiston Portela.

– A pocos metros está el mural “Mirada Visual de Suba” con personajes,  costumbres y detalles de municipio a localidad. Su autor el Maestro Guillermo Arriaga±, artista polifacético, recientemente fallecido, presente con su obra y espíritu, conformó bajo su dirección un grupo de artistas de la localidad, entre ellos Luis Felipe Romero “Lufero”, Henry Ramos y otros realizadores de una magna obra, basada en técnicas de incrustaciones cerámicas en terracota y otros materiales que forman relieves y acabados a color. Invadido por el negro hollín de la polución, requiere de un mantenimiento permanente para poder apreciar su diseño artístico más detalladamente.

-Entrando y saliendo, subiendo y bajando sobre las vías del  transmilenio, nos encontramos con la “Negra en el Columpio”, en un continuo movimiento de alegría que contagia este sector, tan campante presente durante mucho tiempo con su esbelta figura voluptuosa y rostro angelical que se roba las miradas de los transeúntes. Obra escultórica elaborada en bronce y colocada sobre pedestal de rústica piedra, llama la atención para hacer un pedido de mantenimiento y mejorar su imagen, buena ésa negra. Su autor: Escultor Emiro Garzón.

Revista CONTESTARTE No 6-En un costado de la vía y sobre otro muro de contención se encuentran los dos murales pioneros del sector, colocados para la localidad y comunidad de Suba, por encargo de la alcaldía Local: “Sinopsis Histórica de Suba” y “Flora y Fauna”. Elaborados con técnica Persa en cerámica cocida en un chircal de Suba y acabados en colores cerámicos vitrificados que se conservan vivos a través del tiempo y del medio ambiente.

Felicitaciones Maestro Manuel Bohórquez, autor escultor de murales tan importante para conservar y mantener, con sentido de pertenencia y con recursos a la vez.

-Caminando en la misma dirección unos metros, encontramos un mural empotrado con técnica de porcelana vitrificada: “Estampa Muisca”, tema indigenista de colores que saltan a la vista, a pesar del bache del grafiti y el salpique de cemento. Es un mural de fácil mantenimiento y conservación. Su autor Carlos Piñeres, reconocido en la localidad por sus murales en está técnica, como el de la casa notarial.

 Teniendo en cuenta algunos pormenores de cada una de las obras y de un concepto personal escrito para este medio “Contestarte” revista cultural, la idea es llamar la atención a la comunidad en general, del valor como patrimonio artístico a la vista y para darle a estas obras olvidadas y admiradas por todos los simpatizantes, la necesidad urgente de seguir con un proceso de evaluación pertinente por sus autores y restauradores de acuerdo a los tratados de la ley de protección y conservación de obras de arte en espacios públicos.

De la gestión de hoy depende el futuro cultural del arte en espacios públicos, teniendo en cuenta a los humanos artistas interesados en seguir trabajando y aportando en proyectos para poder plasmar nuevas obras con la ayuda de los amigos del arte, estado y empresa privada, veremos mañana espacios de gran impacto visual artístico.

Compartir
Previous El Poder de las Matemáticas
Next La evolución del soul