No te enamores de un poeta


Ilustración: Sonia Naranjo
Ilustración: Sonia Naranjo
Compartir

No te enamores de un poeta.
¡No te enamores!
Son fríos, calculadores, aman las estrellas
Y a las noches de luna llena.
Aman el mar y a las montañas.
Se simulan volcanes y como ellos; entran en erupción de palabras.

No te enamores de un poeta.
Ellos; sólo le hacen el amor a las letras
Son mezquinos y ermitaños
Están angustiados y viven enamorados
de los ojos de una muchacha, que no existe
de la que guardan su mirada, bajo sus sábanas.

TE PROHÍBO QUE TE ENAMORES DE UN POETA.
¿Sabes? Ellos no viven felices
no saben que es la felicidad
la buscan, pasan por delante, por detrás, por arriba
Y por debajo de ella. Pero…Al no conocerla
hacen de su búsqueda, el motivo de sus letras…

SI A PESAR DE MIS AVISOS
te enamoras de un poeta.
Si acaso logras que despierte el poeta
al sentirse enamorado de tus letras.
¡Te hará sufrir!

¡MEJOR!
Enamórate del hombre, que hay dentro del poeta
Y trata de todos los medios,
De despertar su AMOR por las letras.

Compartir
Previous Sancocho de Versos
Next El oficio de deprimirse