Alberto Urdaneta “El arquitecto de Cota”


Compartir

Sin lugar a dudas, la Vida y Obra de Alberto Urdaneta* es muy importante para nuestro municipio y trasciende a la historia nacional. Su legado constituye parte viva y actuante de nuestro panorama cultural: fundador del Papel Periódico Ilustrado, pionero del grabado y la fotografía en Colombia, innovador de técnicas agrícolas, fundador en l866 de la Escuela de Bellas Artes incorporada a la Universidad Nacional.

Fue uno de los mejores pintores del siglo XIX y llegó como militar al grado de General; pero además, fue arquitecto.  En l865 viaja a Europa. En Paris asiste como alumno del pintor Paul Cesar Goriot.

De regreso a Colombia en l868 su padre le traspasa la hacienda Buenavista, antes llamada de la “Culebrera”, donde se dedica a labores agrícolas ensayando técnicas vistas en los campos franceses. La hacienda la “Culebrera” pertenecía a una mayor, la de Tibabuyes, que por siglo y medio disfrutaron los Jesuitas, junto con las del Noviciado y el Chucho o Conejera. En 1767 dicha comunidad religiosa era dueña de las tres cuartas partes de de todas las tierras de Cota y de Suba. El 28 de Octubre de 1840 tuvo lugar en los predios de la hacienda Buenavista la acción bélica en la que el general Juan José Neira calló fulminado por las fuerzas comandadas por los generales Juan José Reyes, Manuel González y Antonio Samper.

Durante los años de su matrimonio (l872 a 1875) con Sofía Arboleda Mosquera, Enrique Urdaneta vive en la hacienda Buenavista y diseña los planos del nuevo pueblo de Cota y elabora los planos de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. En el cielo raso de la hacienda Buenavista realiza un fresco (pintura sobre yeso preparado) el cual denomina “el genio de la flores”.

José Ignacio Perdomo en su libro “Las haciendas de la sabana a vuela pluma” dice de Buenavista en Cota: “Al fondo, coronada por el cerro del Majui, se esconde en la rinconeda Buenavista. Al oriente del camino demora la casa de teja. Pasando por el portalón y atravesando un umbroso callejón de nogales viejos, raques, curubos, un túnel de verdura. Incrustada en el mismo monte, queda la casa que levantó Alberto Urdaneta con presuntuosa verja francesa y el vestíbulo donde pintó amorcitos cogiendo festones de flores.

En el patio del claustro y barandal se balancean las canastas de florecidas odontoglosum y flota el suave olor de las violetas, como en los campos de Provenza en primavera. Hacia el sur el oratorio en cuya hornacina de piedras rústicas se levanta preciosa talla del crucificado con cielo cóncavo pintado al óleo que ambienta el cataclismo tempestuoso del drama de la cruz. El conjunto recibe por una claraboya los rayos de la luna.

En el comedor pintó el artista el mapa de la vasta heredad.” En l875 muere su esposa, a la edad de 21 años. En 1876 Alberto Urdaneta vende la hacienda a José Maria Villamizar Peñaranda y se traslada a vivir a Bogotá, donde muere el 29 de noviembre de l887. El 29 de Noviembre del presente año se conmemoran los 400 años de la fundación de Cota y 117 del fallecimiento de su primer arquitecto, sea este día para rendir homenaje a tan ilustre personaje de la vida del municipio y de la historia nacional.

En algunas publicaciones se escribe que Alberto Urdaneta, se había inspirado en la plaza de la Concordia en París para trazar la plaza de Cota. Como el lector podrá ver, no fue la de la Concordia, sino la de la Estrella, la que lo inspiró.

Alfonso Guerrero

Compartir
Previous Cota 400 años. Notas: Educación Muisca
Next William Fernando Gutiérrez